Un corto pensamiento pensante

Al descubrir la puerta de liberación mental, será que me volveré fugitiva a través de mis pensamientos? He pasado una hora sentada alfrente de mi computador (la tablet la dejé de lado ya que me parece muy confuso “bloggear” usandola), permintiendo escapadas mentales al pasado, recordando mis intentos italianos. Mi cuarto sigue desordenado, y mis diversas obligaciones (sean académicas o de otra índole) me llaman a lo lejos… Con ansias de volver sin aún haber partido, me despido por ahora…